miércoles, 14 de junio de 2017

Commodore, historia de una de las mas grandes firmas de computadoras personales VI


En el artículo anterior repasé las variantes con las que Commodore intentó a expandirse a otros mercados, pero también existieron varias máquinas que no llegaron a producirse o fueron retirados inmediatamente después de su lanzamiento por diversos motivos.



La Commodore 500 (No confundir con la Amiga 500) era un equipo bastante similar a la Commodore 64, tenía una variante del procesador 6510 denominada 6502, un coprocesador Intel 8088, 128 Kb de RAM y por supuesto los chips VIC-II y SID. También se podía adquirir la Commodore 700 que tenía modo de 80 columnas, 256 Kb de RAM y monitor ajustable perfecta para empresas mientras que la Commodore 500 estaba orientada a uso científico y personal. Teóricamente estos equipos iban a ser totalmente compatibles con los accesorios y el catálogo de la Commodore 64 pero nunca sabremos si eso fue posible debido a que no fueron aprobadas por la comisión de comunicaciones federales y las unidades fabricadas fueron destruidas.


La Commodore Z-8000 o Commodore 900 estaba dirigida al mercado de los diseños asistidos por computador. Se desarrollaron dos versiones, una estación de trabajo que podía manipular gráficos y un servidor que solo manejaba texto. Fue cancelada cuando Commodore compró Amiga, por lo que los pocos modelos fabricados se desmantelaron y se vendieron como repuestos para otros equipos.



La Commodore LCD fue otra máquina que no llegó al mercado, estaba dirigida al sector ejecutivo, mezclando distintas tecnologías como el chip gráfico de la Commodore 128, un puerto para cartuchos compatible con Commodore 64, y un sistema operativo BASIC con paquetes de software tomados de la Commodore Plus/4, 32 Kb de RAM expandibles a 128 Kb. Iba a ser la primera laptop fabricada por Commodore.



También se desarrollaron muchos prototipos basados en la tecnología de edición de texto, el mas notable de ellos y de la que se tiene mas o menos documentación es la Commodore 364, estaba dirigida a seguir el camino de la Commodore 64 con la diferencia de que “podía hablar” a través de su sintetizador de audio modificado. Fue descartada por la saturación de computadoras disponibles para el mismo mercado. Se tiene constancia de que se fabricaron tres de ellas.



Otro de los equipos desarrollados a partir de la tecnología de edición de texto es la Commodore 232, la cual solo era una revisión de la Commodore Plus/4 con 32 Kb de RAM. Se cree que Commodore descartó este equipo por la misma razón que la Commodore 364.



Después del fracaso de la Commodore 64GS, Commodore quería extender el desarrollo de su equipo estrella mas allá de la Commodore 128. Por lo que se pusieron a trabajar en una máquina de 16 bits que estuviese posicionada entre la Commodore 64 y la Amiga, utilizando discos de 3.5 pulgadas ( Compatibles con los 1581) e incluyendo compatibilidad total con el software de la Commodore 64. Su nombre era Commodore 65. Se canceló por motivo de la bancarrota de Commodore y se tiene conocimiento de que existen al menos 200 prototipos, muchos de los cuales recayeron en coleccionistas privados con apariciones esporádicas en sitios web de subastas con precios prohibitivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros Artículos que te pueden interesar