Goblin and Coins, Un pequeño y divertido homenaje a la vieja escuela


El desarrollador serbio Nikola Bulj nos trae este título en donde el encanto de la era de los primeros títulos de plataformas se hace presente, ya que solo tenemos que ir desde un punto A hasta un punto B recolectando monedas y enfrentarnos a enemigos, recurriendo a una fórmula que ha funcionado durante más de treinta años sin tener que sufrir ningún tipo de desgaste aunque la historia es algo... Diferente a pesar de que el mismo Nikola dice que es un juego de mierda que tal vez pocos jueguen.


La historia nos cuenta la vida de un pequeño goblin que se desempeñaba como cocinero de un dragón hasta que un día, el dragón le encomendó cuidar su tesoro, pero lamentablemente un ladrón entró a la mazmorra y se robó el tesoro, por lo que nuestro desdichado protagonista deberá recuperar el tesoro moneda por moneda mientras sigue la pista de ese villano o de lo contrario terminará siendo el plato principal de la cena del dragón.


Respecto a la jugabilidad, Goblin and Coins es un título de plataformas de corte clásico en donde tenemos que recorrer 35 niveles llenos de enemigos, trampas y secretos ocultos mientras vamos recolectando las monedas que se le cayeron al ladrón, cabe destacar que para poder pasar de nivel tendremos que recolectar todas la monedas del mismo aunque puede parecer algo repetitivo, algunas monedas se encuentran en lugares de difícil acceso y tendremos que usar el ingenio para ver como llegamos hasta ellas; cuenta con dos niveles de dificultar que son “Casual (Fácil)” y “Old School (Difícil)” aunque las diferencias entre dificultades radican en que en el modo Casual podemos recibir hasta tres golpes y guardar nuestra partida a través de checkpoints; para completar el repertorio contamos con un bestiario y un interesante recetario en el que iremos desbloqueando recetas de cocina al encontrarnos ciertos alimentos dentro de los niveles. En cuanto a los controles, estos son bastante fluidos y no presentan input lag podemos jugar con teclado o gamepad, pero haciendo uso únicamente de las flechas direccionales o joysticks según sea el caso, aunque si queremos podemos modificar los controles.


Respecto a los gráficos, se ha recurrido a una sencilla y efectiva ambientación pixelada en 2D que parece estar inspirada en la era de los 16 bits, los fondos tienen un nivel de detalle bastante aceptable y poseen una sensación de profundidad bastante convincente y muy bien lograda aunque por el otro lado, los sprites tienen un diseño muy bien elaborado y muy agradable, pero las animaciones son algo toscas como si se tratase de un videojuego hecho en flash y a veces los sprites se mezclan con el fondo. En cuanto al apartado de sonido, los efectos especiales son bastante simples y no se encuentran muy bien pulidos aunque por el otro lado la banda sonora compuesta por Kevin MacLeod es sencillamente brillante, ya que se encuentra conformada por piezas instrumentales muy bien elaboradas que recuerdan mucho al sonido de la Sega Genesis/Mega Drive.


En resumen, Goblin and Coins es un sencillo título que homenajea en cierta forma a los títulos de plataformas de antaño a pesar de no sentirse muy pulido en algunos aspectos técnicos, pero que no afectan para nada la jugabilidad y su disfrute, por lo que es recomendado para quienes gusten de los videojuegos sencillos que no tengan muchas pretensiones y que vayan directo al grano en lo que respecta al factor diversión aunque también es perfecto para pasar el rato.


Ficha Técnica:
Plataforma: PC (Windows, Linux).
Fecha de lanzamiento: 8 de Noviembre del 2016.
Género: Plataformas.
Desarrollador: Nikola Bulj.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...