viernes, 2 de junio de 2017

Duke Nukem 3D, Hail to the king baby!


En los noventas ID Software era el rey indiscutible de los first person shooters, nadie creía que se pudiera superar la calidad de DOOM o de Quake hasta, que de la mano de 3D Realms salió este espectacular shooter protagonizado por un tipo rudo que tuvo su origen en dos juegos de plataformas pero que ahora debíamos vivir la acción desde sus propios ojos.


La trama consiste en que Duke Nukem regresaba a la Tierra después de haberla salvado por segunda vez, su nave recibe un disparo y se estrella en Los Angeles, cuando despierta se encuentra con que los alienígenas han tomado el control del planeta secuestrando a las mujeres para poder reproducirse y por suerte llegamos a tiempo para salvar el día.



En cuanto a la jugabilidad, podemos jugar al estilo de los noventas utilizando solamente el teclado, ratón y teclado o hacer uso de un gamepad. Duke Nukem puede saltar y mirar para arriba y para abajo (Algo totalmente impresionante para la época), sumergirse, nadar, ir al baño, tomar agua para recuperar su salud y hacer uso de un arsenal de armas bastante variado desde una clásica pistola hasta un lanzacohetes, pasando por una escopeta, explosivos y hasta armas directamente salidas de la ciencia ficción como el rayo encogedor o la devastadora y si nos quedamos sin municiones, podemos defendernos a punta de patadas. Aunque no solo de armamentento vive un heróe, también contamos con hologramas para distraer al enemigo, lentes de visión nocturna, equipo antirradiación, equipo de buceo y hasta con un distintivo jetpack para alcanzar zonas inaccesibles por métodos normales. Respecto al modo multijugador, solo soporta juegos locales y no por internet.



Los enemigos son bastante variados, tenemos desde los alienígenas que invaden la Tierra en busca de chicas que por cierto van desde reptiles humanoides con diversos tipos y calibres de armas, una especie de calamar flotante, facehuggers como los de la franquicia Alien y humados mutados en cerdos (Irónicamente van vestidos de policías), al final de cada uno de los tres capítulos que conforman esta aventura nos enfrentamos con jefes finales de nivel que van desde un dinosaurio fuertemente armado, un sapo con dos lanzacohetes y un cíclope con implantes cibernéticos que nos recuerdan al famoso Cyber Demon de Doom, aunque posteriormente el primer jefe final aparece como sub jefe en los capítulos posteriores.



Los escenarios son grandes y algunos poseen diversos recorridos que aumentan el factor de rejugabilidad. Iniciamos el recorrido por las calles de Los Angeles, luego vamos hacia la falla de San Andrés, una estación espacial en la Luna y nuevamente de vuelta a la Tierra para la hora del enfrentamiento final. Cabe destacar que todos los escenarios son totalmente interactivos y poseen ciertos niveles de destrucción como por ejemplo demoler un edificio o dinamitar una cantera.



Los gráficos están desarrollados íntegramente con sprites de dos dimensiones con secuencias FMV en tres dimensiones, el motor gráfico es tan potente que podía permitir desplazamiento horizontal de izquierda a derecha o viceversa o de abajo hacia arriba y viceversa eliminando la monotonía de recorrer laberintos que tenían los shooters de los noventas y hacernos sentir en campo abierto con terrenos irregulares o el movimiento de un tren por mencionar unos ejemplos. Respecto al apartado de audio, los sonidos de efectos especiales (Especialmente las explosiones) poseen un tono grave bastante distintivo, los enemigos gruñen, gimen y gritan de manera bastante convincente y por primera vez, nuestro protagonista habla, gracias al gran trabajo del actor de doblaje Jon St Jhon podemos escuchar a Duke Nukem alegrarse por haber conseguido un ítem en particular o quejarse despectivamente de sus enemigos.



En resumen, Duke Nukem 3D es uno de esos videojuegos que marcaron un antes y un después en la industria, de hecho desató bastante polémica al incluir pornografía softcore (Se pueden ver cortos en algunos lugares y pagarles a las strippers para que muestren sus senos) unido a la actitud machista de Duke Nukem y una violencia innecesariamente absurda. Aunque su éxito ha sido tan grande que recibió una expansión llamada Atomic Edition que añade un capítulo adicional aumentando las horas de juego, numerosas secuelas no oficiales y semi-oficiales y múltiples ports mejorados para las plataformas posteriores a las que fue lanzado originalmente.



Ficha Técnica:
Plataforma: PC (MS-DOS), Sony Playstation, Sega Genesis/Megadrive, Sega Saturn, Game.com, Nintendo 64.
Fecha de Lanzamiento: 29 de Enero de 1996 (PC), 28 de Agosto de 1997 (PSX,SS,Game.com), 13 de Septiembre de 1997 (N64) y 17 de enero de 1998 (SG/SM).
Género: First Person Shooter.
Desarrollador: 3D Realms.


4 comentarios:

  1. ¿Qué más puedo decir?.
    Es uno de aquellos juegos que los fans del género no deberían dejar, al menos, de probar, digno represtante de una época, y cuyo recuerdo se ha grabado a fuego en el recuerdo colectivo de varias generaciones.
    Y cuyos logros son dignos de estudio.
    Pasarán otros diez o veinte años, y blogs como los nuestros (si es que existen todavía, ojalá) seguirán hablando de él.
    Tal es su valía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, este título debería estar incluido entre los que buscan conocer la historia de los videojuegos.

      Eliminar
  2. Inmortal! Lo jugué cuando salió -además fue el primer PC que tuve- y lo he jugado desde entonces un montón de veces. La última hace unos pocos años. Sigue siendo tan bueno como el primer día.

    ResponderEliminar
  3. Descubrimos este juego en una computadora de la oficina, y mis compañeros y yo nos enviciamos con el, tanto por lo divertido como por la variedad de armas y conceptos que lo hacían tan distinto a Doom. Buenas memorias con el. Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar

Otros Artículos que te pueden interesar