Retro Review: Radirgy


MileStone fue una pequeña empresa japonesa conformada por ex-trabajadores de Compile que unieron sus fuerzas para desarrollar shoot'em ups demenciales bajo sus propias reglas, siendo Radirgy uno de sus grandes exponentes, aunque esta ocasión, decidieron alejarse del 3D que imperaba por esos días y decidieron dotarlo de una estética animé, pero eso si, que su fachada inocente y colorida no se preste a equivocaciones porque estamos ante un videojuego frenético capaz de llevarnos al límite de nuestras habilidades (y de la paciencia).


La historia nos lleva a Tokio, en donde una chica llamada Shizuru Kamigusa, quien es alérgica a las ondas de radio tendrá que enfrentarse a un grupo terrorista que ha secuestrado a su padre, el cual se encontraba trabajando en una cura para su singular afección, aunque para llevar a cabo tan singular y peligrosa tarea, tendrá que pilotar un mecha experimental armado hasta los dientes.


En cuanto a la jugabilidad,  Radirgy es un shoot'em up de scroll vertical con mecánicas de bullet hell conformado que tras un corto tutorial, nos sumerge a través de cinco niveles infestados de enemigos que disparan una masiva cantidad de proyectiles multicolores y para añadirle un poco más de dificultad a la cosa, los patrones de ataque de los mismos son completamente aleatorios, cosa que hace que cada partida sea diferente, aunque esto es en parte porque los jefes si poseen patrones fijos de ataques que podremos memorizar sin complicaciones.

Por suerte el mecha de Shizuru es una curtida máquina de combate, ya que podremos elegir entre tres tipos de ataque principal en forma de laser caza-objetivos, un cañón de burbujas y una especie de escopeta de misiles que también afectan el color de la armadura y su velocidad de ataque. Mientras que de forma defensiva, contaremos con una espada que no solo nos permite destruir a los enemigos que estén cerca de nosotros sino que también servirá para barrer los proyectiles que estén a punto de dejarnos sin energía aunque hay que tener cuidado con la espada porque es capaz de desviar los power ups, mejoras de salud y bonificaciones que se encuentren en nuestro camino; además que si dejamos de disparar, se desplegará un escudo que puede salvarnos el cuello en más de una ocasión. Cabe mencionar que los power ups amarillos sirven para mejorar nuestra arma principal, mientras que los azules sirven para rellenar una barra de energía que al llenarse por completo nos permitirá desplegar un poderoso ataque capaz de acabar con enemigos pequeños y proyectiles por igual.

Por último, en el menú de opciones podremos modificar la cantidad de energía disponible para el mecha desde un punto hasta un máximo de cinco y cabe resaltar que solo contaremos con una única vida y dos continuaciones.


Los controles son muy fluidos y nos permiten realizar cualquier tipo de maniobras sin dificultades, además que cada uno de los ataques que podremos ejecutar poseen dos botones asignados, por lo que podemos atacar sin miedo a equivocarnos porque de cualquier forma tendremos como responder. 


Respecto al apartado gráfico, Radirgy cuenta con una estética que mezcla cel shading con anime que nos lleva a una colorida y minimalista Tokio que de vez en cuando deja ver (si los proyectiles nos dejan) algunas de sus estructuras más emblemáticas sin ninguna clase de ralentizaciones y con un scroll parallax bastante suave, sin mencionar que podremos poner la pantalla de forma tradicional o "Tate".

El diseño de naves y enemigos elaborados por Miki Narashima es bastante variado, aunque nuestro mecha y algunos enemigos son tan pequeños que apenas se pueden apreciar detalles algunos, aunque los jefes poseen diseños extravagantes que les dan un aire único, sin mencionar que los proyectiles están realizados en colores neón que contrastan con el escenario y con los enemigos en pantalla. 

La interfaz es bastante limpia y no llega a distraer, cosa que es de agradecer en este tipo de videojuegos, aunque el problema radica en que el texto de las secuencias que narran la historia es pequeño y es algo complicado de leer, pero si queremos podemos desactivar las burbujas de texto y las cutscenes en el menú de opciones.


En lo concerniente al apartado sonoro, los efectos de sonido cumplen su función sin muchas pretensiones, aunque su problema es que al haber tantos elementos juntos en ocasiones se escucha todo demasiado confuso.

Por otra parte, la banda sonora compuesta por Daisuke Nagata y Ko Hayashi combina a la perfección con la estética anime y lo dinámica que es la endemoniada jugabilidad, ya que se encuentra conformada por piezas instrumentales de ritmos pegajosos.


Tras su éxito en los salones arcade, Radirgy salió para la Sega Dreamcast con un port 1:1, aunque posteriormente salió Radirgy: GeneriC para la Gamecube con un modo adicional de juego llamado "Manpuku Mode" en donde tendremos que enfrentarnos hordas y hordas de enemigos con la finalidad de romper la puntuación máxima, mientras que para Playstation 2 salió Radirgy: PreciouS que cuenta con un modo de dificultad extra llamado "Okawari Mode". Cabe destacar que Radirgy: Generic salió en la compilación "Ultimate Shooting Collection" para Wii y Xbox 360 bajo el nombre de "Radio Allergy" que era el nombre que iba a llevar la versión americana cancelada.


En resumen, Radirgy es un bullet hell que si bien presenta un reto más que suficiente tomando en cuenta los estándares tan estrictos de este nicho al que pertenece, su cuidado y atractivo apartado técnico es lo que realmente lo hace sobresalir y la verdad es que se termina convirtiendo en una experiencia apta tanto para el fan acérrimo de los shoot'em ups como para quien esté buscando un reto algo diferente a lo que tenga acostumbrado.

Ficha Técnica:
Plataforma: Sega NAOMI, Sega Dreamcast. Nintendo Gamecube, Nintendo Wii, Sony Playstation 2.
Fecha de lanzamiento: 13 de Octubre del 2005 (NAOMI), 16 de Febrero del 2006 (Dreamcast), 25 de Mayo del 2006 (Gamecube, Playstation 2).
Género: Shoot'em up.
Desarrollador: MileStone Inc.

2 comentarios:

  1. La verdad es que conocía la versión de Gamecube y de PS2, siempre lo he tenido en el radar, pero dada su dificultad y que es un genero que no me llama mucho, pues no se... Igualmente buena reseña ^^

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que deberías probarlo porque se deja querer a pesar de que es una locura jajaja. Dale el beneficio de la duda a ver y luego me cuentas :)

      Saludos y gracias por pasar!!!

      Eliminar

- Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama, ya que tus comentarios propician la interacción y el crecimiento de nuestra comunidad.

- Recuerda que puedo tomarme la libertad de moderar y/o eliminar comentarios que contengan SPAM, trolleos o que sean ofensivos para mantener un sano orden dentro de Retro-o-Rama, además que trataré de responder lo más rápido posible :).

- Si te encuentras en Europa, de acuerdo a la RGPD debo notificarte que utilizaré tus datos únicamente para responder tu comentario, mientras que Blogger los utiliza con fines estadísticos.

- Si te ha gustado lo que has leído, siéntete completamente libre de suscribirte y compartir en tus redes sociales favoritas, ya que ayudarás en gran medida a aumentar la visibilidad de este pequeño sitio.

- Si deseas, puedes apoyarme comprándome un cafecito en ko.fi para que esta forma ayudes a que esta web obtenga recursos para seguir creciendo. :)