Indie Review: Party Hard.

Todos sabemos lo pesados que se pueden poner los vecinos cuando se les ocurre la magnífica idea de hacer una fiesta y molestar a todo el mundo hasta altas horas de la noche y partiendo de este concepto de sobra conocido (y vivido) por muchos, los indiedevs de Pinokl Games nos traen una divertida y extraña aventura a partes iguales en donde una serie de personas sucumben ante la desesperación que les producen las fiestas de sus vecinos y se convierten en asesinos seriales que van acabando con todas las fiestas que se les atraviese dando cómo resultado una especie de “simulador antisocial catártico para los que padecen de este mal los fines de semana”.


La historia nos es narrada de forma retrospectiva y en tono de comedia negra por un policía en donde nos cuenta que un sujeto desconocido que estaba cansado de las fiestas de sus vecinos y que en vez de llamar a la policía, decidió tomar la justicia por sus propias manos y masacró a todo el mundo incluyendo a su hija, por lo que decidió tomar venganza aunque cuando llegó a la escena del crimen, se dio cuenta de que este fulano anónimo comenzó a recorrer todos los Estados Unidos para acabar con todas las fiestas que se le atraviesen.



En cuanto a la jugabilidad, Party Hard es un título conformado por nueve niveles con eventos y objetos generados de forma semi-procedimental que combinan la estrategia y el sigilo en donde nuestro amotinado protagonista deberá acabar con todos los asistentes a la fiesta en curso sin ser detectados. Para ello podremos asesinarlos a sangre fría con nuestro cuchillo, armar trampas con algunos objetos que se encuentren a nuestro alrededor, haciendo explotar altavoces y máquinas de caramelos o haciendo que los animales ataquen a los fiesteros, aunque eso sí, hay que hacerlo sin que los demás asistentes a la fiesta no se den cuenta porque de lo contrario llamaran a la policía, aunque esto también tiene su estrategia porque si realizamos asesinatos cerca de alguien que no se haya dado cuenta de ello, la policía creerá que es el culpable y se lo llevará haciendo que podamos continuar nuestra racha homicida sin preocupaciones aunque si nos deshacemos de la policía bien sea huyendo de ellos o matándolos con trampas (no podremos asesinarlos de forma directa), vendrán fuerzas más avanzadas cómo un escuadrón SWAT, el FBI y hasta el ejército, aunque también vendrán paramédicos y bomberos que obviamente tendremos que despachar para que no arruinen nuestra carnicería; por cierto, en algunos niveles se pueden generar de forma aleatoria algunos objetos bastante útiles como bombas de humo, cegadoras, explosivos, katanas e incluso ropa para cambiarnos por si levantamos demasiadas sospechas entre el público aunque también podemos “bailar” para evitar sospechas y hacer que se alejen de nosotros. Cabe destacar que durante el camino iremos desbloqueando distintos personajes con habilidades únicas que cambian ligeramente las mecánicas jugables en forma de una chica capaz de desmayar a los fiesteros, un policía que a pesar de que no puede usar trampas puede levantar los cadáveres y culpar a los invitados, un ninja capaz de usar bombas de humo para matar sin ser detectado, un loco con una motosierra, un demonio con distintos poderes y un asesino que tiene una bomba que explotará en una cantidad de tiempo determinada (este es el modo speedrun).



El esquema de controles es bastante simplificado, nuestro personaje podrá moverse libremente en ocho direcciones aunque en ocasiones suele aparecer algún input lag de forma imprevista debido a un bug a la hora de usar nuestro cuchillo o activar trampas lo que sumado a la poca resistencia de nuestro personaje cuando corre  puede meternos en aprietos en más de una ocasión y hacer que reiniciemos el nivel, por lo que hay que tener cuidado extra con esto.



Respecto al apartado gráfico, Party Hard tiene una estética pixelada a medio camino entre los 8 y 16 bits en donde se nos muestran distintos escenarios fiesteros que van desde sencillas casas en los suburbios hasta casinos, campamentos en medio del bosque, yates e incluso en un paseo marítimo con todo lujo de detalles y en vista superior para proporcionar una cierta impresión de profundidad; por otra parte, los sprites tienen una enorme variedad de diseños que van desde personas vestidas de forma casual y de etiqueta hasta trajes de baño y disfraces que hacen referencia a distintos personajes de la cultura pop.



En lo concerniente al sonido, los efectos no logran resaltar mucho, pero al menos cumplen bien su cometido, pero donde realmente brilla este apartado es en la banda sonora porque nuestra carnicería se verá deleitada por una serie de composiciones en synthwave muy movidas y acordes al ritmo fiestero de los niveles.



En resumen, Party Hard es un videojuego que trata de ofrecer una experiencia original y en cierta medida lo consigue y a pesar de tener algunos fallos en la IA de los NPCs y una curva de dificultad bastante elevada debido a la generación aleatoria de la cantidad de invitados, lo compensa con un generador de niveles que podemos compartir de forma local o en línea y un modo streaming que hace que nuestros observadores tomen el control de las situaciones que se darán en la partida, además de que cuenta con varios DLCs, alargan en cierta forma la historia principal de una forma muy bien lograda añadiendo retos como sobrevivir dentro de una cantidad de tiempo determinada o asesinar una determinada cantidad de gente en vez de a todos. Recomendado para los amantes de los videojuegos de sigilo o para quienes busquen un título que ofrezca un reto elevado de forma muy inusual.



Ficha Técnica:

Plataforma: PC, Mac, Nintendo Switch, Microsoft Xbox ONE, Sony Playstation 4, Apple iOS, Android.

Fecha de lanzamiento: 25 de Agosto del 2016.

Género: Acción, Aventura, Estrategia.

Desarrollador: Pinokl Games.

2 comentarios:

- Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama, ya que tus comentarios propician la interacción y el crecimiento de nuestra comunidad.

- Recuerda que puedo tomarme la libertad de moderar y/o eliminar comentarios que contengan SPAM, trolleos o que sean ofensivos para mantener un sano orden dentro de Retro-o-Rama, además que trataré de responder lo más rápido posible :).

- Si te encuentras en Europa, de acuerdo a la RGPD debo notificarte que utilizaré tus datos únicamente para responder tu comentario, mientras que Blogger los utiliza con fines estadísticos.

- Si te ha gustado lo que has leído, siéntete completamente libre de suscribirte y compartir en tus redes sociales favoritas, ya que ayudarás en gran medida a aumentar la visibilidad de este pequeño sitio.

- Si deseas, puedes apoyarme comprándome un cafecito en ko.fi para que esta forma ayudes a que esta web obtenga recursos para seguir creciendo. :)