Indie Review: The Shapeshifter


Green Boy Games es un estudio de videojuegos independientes de España creado y manejado íntegramente por una sola persona de nombre "Dana", quien tiene como finalidad engrosar la lista de videojuegos que salieron para nuestra querida Nintendo Game Boy, ya que según en sus propias palabras, la Game Boy fue la primera consola que se compró con su dinero y encuentra fascinante el desarrollar software con el reto añadido de las limitaciones técnicas de dicho sistema, por lo que en esta ocasión nos trae una mágica aventura en donde un chico llamado Elliot, quien tras haber ido de campo con sus amigos el fin de semana conoce a un enigmático elfo que le permite transformarse en cualquier animal que toque en agradecimiento por haberle ayudado a salir de un pozo además de invitarlo a la Tierra de los Elfos, pero desafortunadamente Elliot se ha perdido y de paso la Tierra de los Elfos ha caído bajo las garras de un malvado hechicero, por lo que usará su ingenio y su recién adquirida habilidad para dar con el camino de vuelta a la tierra de los elfos y luego a casa.
 

En cuanto a la jugabilidad, The Shapeshifter es un título que mezcla las aventuras gráficas con los puzzles y plataformas en donde iremos guiando a Elliot a través de distintas locaciones para encontrar el camino de vuelta, aunque para ello tendremos que realizar diferentes tareas como encontrar refacciones para diversas maquinarias, obtener herramientas que nos permitan alcanzar ciertos objetos necesarios para avanzar y ayudar o realizar misiones para algunos NPCs que nos encontremos por el camino.

Pero lo que sin lugar a dudas es el gran protagonista de las mecánicas de juego es la habilidad de transformarse en animales de Elliot, ya que con solo tocar cualquier animal que encuentre en su camino, se convertirá en el y terminará adquiriendo sus habilidades que serán necesarias para sortear ciertos obstáculos y niveles que se vayan presentando como en el caso de peces y tortugas para atravesar riachuelos y lagunas, saltamontes para escalar arboles, murciélago para volar a través de zonas reducidas, un camaleón para disfrazarnos y distraer a los demás o una oruga para entrar por pequeños agujeros por mencionar unos pocos. Aunque si Elliot es atacado por otro animal, volverá a su forma humana instantáneamente, por lo que tendremos que entrar en contacto con el animal de que necesitemos sus habilidades nuevamente para poder continuar.


Los controles van sin ninguna clase de contratiempos, ya que Elliot podrá desplazarse de forma fluida tanto en su forma humana como de cualquier animal que encarne, mientras que la acción viene asignada al botón "A", cancelar o usar la habilidad secundaria de la forma animal con el botón "B" y consultar el mapa está asignado a "Select".


Respecto al apartado gráfico, The Shapeshifter lleva al límite la potencia de la Game Boy al llevarnos una variada cantidad de parajes como un área de camping, una mina, una planta eléctrica, una villa, un helipuerto, el fondo de un lago o la misma Tierra de los Elfos con un nivel de detalle muy cuidado y un sorprendente manejo de la limitada paleta de la portátil de Nintendo, sin mencionar que al transformarnos en algunos animales, veremos estos parajes desde su perspectiva y esto les otorga un enfoque completamente distinto que no solo sirve para efectos de jugabilidad, sino también para sumergirnos en lo que está ocurriendo. Aunque por otra parte, el diseño de personajes es escueto, pero cumple satisfactoriamente su cometido sin olvidar el enorme nivel de detalle que tienen las cutscenes que nos van revelando fragmentos de la historia.


En lo concerniente al apartado sonoro, los efectos de sonido son limitados y hacen acto de presencia en pocas acciones; mientras que la banda sonora compuesta por Cesc Mozota y Oscar Latorre nos acompaña con una serie de melodías alegres que aprovechan bastante bien el juego de instrumentos con el que cuenta el chip de sonido de la Game Boy.


En resumen, The Shapeshifter es un título que aprovecha muy bien los recursos técnicos de la Game Boy para brindarnos una experiencia que engancha desde el primer momento por la interesante mezcla de mecánicas producto de las inusuales habilidades de Elliot que le permitirán vivir una épica aventura con un sabor retro que tanto nos encanta, al punto que hasta cuenta con una rueda de códigos para iniciar la partida. Recomendado para quienes busquen desempolvar su vieja y querida Game Boy como para quienes busquen un videojuego que se salga de lo convencional.

Ficha Técnica:
Plataforma: Nintendo Game Boy.
Fecha de lanzamiento: Junio del 2021.
Género: Aventuras, Aventura Gráfica, Plataformas, Puzzles.
Desarrollador: Green Boy Games.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

- Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama, ya que tus comentarios propician la interacción y el crecimiento de nuestra comunidad.

- Recuerda que puedo tomarme la libertad de moderar y/o eliminar comentarios que contengan SPAM, trolleos o que sean ofensivos para mantener un sano orden dentro de Retro-o-Rama, además que trataré de responder lo más rápido posible :).

- Si te encuentras en Europa, de acuerdo a la RGPD debo notificarte que utilizaré tus datos únicamente para responder tu comentario, mientras que Blogger los utiliza con fines estadísticos.

- Si te ha gustado lo que has leído, siéntete completamente libre de suscribirte y compartir en tus redes sociales favoritas, ya que ayudarás en gran medida a aumentar la visibilidad de este pequeño sitio.

- Si deseas, puedes apoyarme comprándome un cafecito en ko.fi para que esta forma ayudes a que esta web obtenga recursos para seguir creciendo. :)