De Stella a 2600 y pasando por VCS, Historia de la consola que cambió al mundo IV


En el artículo anterior vimos como dos títulos catapultaron a la Atari 2600 al éxito, pero en 1982 comenzaba a envejecer y a verse primitiva en comparación a sus rivales (Especialmente al lado de la ColecoVision), por lo que Atari tenía que actuar rápido para mantener el liderazgo del mercado. 



Atari ese mismo año lanzó al mercado la Atari 5200 para competir con estas consolas más modernas, pero terminó fallando debido a que no era retrocompatible con la Atari 2600 y muchas personas no la vieron con buenos ojos debido a que la Atari 2600 tenía una mejor librería de videojuegos. De igual forma, Atari nunca descontinuó la Atari 2600, por lo que la Atari 5200 nunca pudo despegar y solo se mantuvo a la sombra de su hermana mayor que sufrió un lavado de cara en el que perdió su distintiva decoración de madera y los dos switches de ajuste de dificultad, muchas personas llaman a esta variante de la Atari 2600 "Darth Vader" debido a su uniforme color negro.


La locura por los videojuegos llegó a tales límites que cada vez más y más compañías comenzaron a entrar en el sector. De hecho, compañías como Pepsico, Kool-Aid o Quaker tenían su propia división enfocada a desarrollar videojuegos que en realidad solo se limitaban a producir versiones modificadas de títulos existentes para promocionar sus productos. Es obvio que el culpable de esta desmesurada entrada de industrias al mercado era Atari, así que creyeron que podían recuperar el norte repitiendo lo que hicieron en 1980 con Space Invaders trayendo a Pac-Mac a la extensa librería de la Atari 2600. pero esto terminó siendo un desastre, ya que la conversión en vez de ser un título bien desarrollado, solo terminó siendo un prototipo que se puso a la venta mucho antes de ser terminado. Por lo que muchas personas que habían estado esperando ese increíble comecocos que tantas monedas les hizo gastar en los arcades se sintieron ofendidas por esta terrible imitación con pobres gráficos y mala jugabilidad. A pesar de que Atari pensaba vender veinte millones de cartuchos, en realidad solo pudieron vender trece millones dejando la moraleja de que si un título triunfa en los arcades no significa que su versión doméstica haga lo mismo. Esta cantidad masiva de títulos mediocres hicieron que las personas se pensaran dos veces si de verdad debían adquirir un título o no.


En la siguiente parte veremos como el extraterrestre más simpático del mundo le infringió una herida casi mortal a la Atari 2600 y casi exterminó la industria de los videojuegos. ¡Nos leemos pronto!.

4 comentarios:

  1. Buen artículo compañero, sigue así.
    A título personal, te diré que el juego de E.T. no me parece tan nefasto como lo pintan algunos.
    Para pasar el rato, da.
    Sospecho que la gran mayoría de sus detractores, al menos en la actualidad, ni siquiera se han molestado en probarlo.
    He jugado a cosas peores, que a nadie parecen importarles o de las que nadie se acuerda.
    En fin, qué le vamos a hacer.
    Todo parece indicar que la mala fama le acompañará por los siglos de los siglos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo de E.T. El Extraterrestre fue solo la gota que derramó el vaso, ya que hay títulos infinitamente peores.

      Eliminar
  2. Creo que fue la mejor consola de Atari, después de esto no pegaron mas que palos de ciego tanto en el terreno consolero como en el de los ordenadores. Especialmente buenos eran los juegos de Activision. Yo aun echo de vez en cuando una partida a River Raíz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En gran medida fue por algo que veremos en el próximo artículo :). Mantente al tanto.

      Eliminar

Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...