De Stella a 2600 y pasando por VCS, Historia de la consola que cambió al mundo II


En el artículo anterior vimos como un trío de diseñadores de Atari se enfocaron en crear una consola que tuviese cartuchos intercambiables de manera que el público no se aburriera de ella y así fue como nació la Atari CX2600 VCS, aunque no todo fue un camino de rosas, ya que la primera tanda de consolas llegaron en Octubre de 1977 debido a conflictos legales por la adquisición de Atari por Warner Communications. Pero su llegada fue por todo lo alto, ya que tenía un diseño revolucionario con seis switches cromados y una hermosa decoración en madera que hacía palidecer a la competencia.



A muchos les llamará la atención del por qué de recurrir a detalles de madera para adornar a una consola de videojuegos, pero resulta que esto no fue una selección al azar. Ya que Atari realizó un minucioso estudio de mercado para saber como conectar a la consola con el público y que no la vieran como un simple juguete para niños o un raro equipo electrónico para nerds; la Atari CX2600 VCS era el futuro de la industria del entretenimiento y por ello tenía que adueñarse de los salones de las casas. Debido a que los detalles de madera eran muy comunes en los televisores y equipos de sonido de los setentas, obviamente Atari tenía que aprovecharse de ello para lograr su cometido.


La Atari CX2600 VCS es una consola bastante pesada debido a que posee una lámina de metal en su interior para eliminar interferencias para así dotarla de una calidad de audio y vídeo muy superior a la de las consolas de la competencia. Además de contar con una capa muy gruesa de plástico en los laterales y en la parte de abajo para hacerla resistente a caídas accidentales. Los seis switches que nombré al principio del artículo tienen funciones como el encendido/apagado de la consola, jugar a color o en blanco y negro de acuerdo al televisor donde estuviese conectada, escoger la variación del videojuego en caso de tenerla o comenzar partidas multijugador, resetear la consola y los dos restantes eran para escoger el nivel de dificultad para los dos jugadores (En el rediseño de 1980, estos dos switches se colocaron en la parte trasera de la consola). Aparte de ser vendida bajo la marca de Atari, también fue licenciada a Sears donde le dieron el nombre de “Sears Video Arcade”. Tiempo después Sears actualizó el diseño y lo llamó “Sears Video Arcade II” sin modificar el hardware interno.


Además de la consola, la caja traía un cartucho de un videojuego llamado “Combat”, dos controles tipo paddle y dos joysticks por tan solo 199 dólares. Para mantener este precio, mucha de la tecnología incluida en la Atari 2600 ya existía en otras consolas y computadoras de la marca, de hecho muchos especialistas coinciden en que la Atari 2600 fue concebida con piezas existentes con riesgo de ser obsoletas y aún así podía ser completamente funcional por un período de tiempo prolongado; era como una especie de máquina de Turing para videojuegos. Dicha versatilidad le daba una ventaja gigantesca sobre sus rivales a la hora de recibir nuevos títulos.


En la siguiente parte veremos como la Atari 2600 dominaba el mercado con puño de hierro gracias a un título definitivo. ¡Nos leemos pronto!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama. Aunque puedo tomarme la libertad de moderar y/o eliminar comentarios que contengan SPAM o que sean ofensivos para mantener un sano orden dentro del sitio.

Si te encuentras en Europa, de acuerdo a la RGPD debo notificarte que utilizaré tus datos únicamente para responder tu comentario, mientras que Blogger los utiliza con fines estadísticos.