Retro Review: Contra: Hard Corps.


Contra (O Probotector dependiendo del lugar donde te encuentres) es una saga que nació en los arcades y por su popularidad sus entregas terminaron siendo porteadas a distintos sistemas, pero Konami viendo el poder que tenía la Mega Drive (O Genesis dependiendo del lugar donde te encuentres) decidió hacer las cosas bien y se estudiaron a fondo todo lo que esta consola era capaz de hacer para estrenarse por todo lo alto de manera que pudiera sorprender a propios y a extraños con una aventura en donde tendremos que salvar al mundo de una invasión alienígena mientras nos deleitamos con uno de los portentos técnicos más impresionantes que se hayan visto en los 16 bits de Sega.


La trama de Contra: Hard Corps toma lugar cinco años después delos hechos acontecidos en Contra III: The Alien Wars en donde se ha formado un grupo militar llamado "Hard Corps" que se encarga de mantener las cosas bajo control hasta que un día las cosas dejan de estar bajo control debido a que un grupo de hackers sabotearon los sistemas de seguridad de la ciudad haciendo que los robots se vuelvan locos y comiencen a atacar a todos los seres vivos lo que llama la atención de este grupo, pero durante el camino nuestros protagonistas se darán cuenta de que esto no es un sabotaje cualquiera sino una conspiración confabulada para revivir la amenaza que propiciaron los Red Falcon hace varios años atrás.


En cuanto a la jugabilidad, Contra: Hard Corps es un Run n' Gun de en el que tendremos a cuatro personajes a elegir cuyas principales diferencias son las armas que tienen disponibles, por lo que su elección queda sujeta a nuestras preferencias para ir combatiendo a la enorme cantidad de enemigos que no nos darán tregua alguna (Bueno, esto es Contra, así que tiene que ser un título difícil); cabe destacar que los niveles transcurren entre desplazamiento lateral, vista superior y frontal a pie, en motos o en helicóptero mientras que el avance en la historia queda fijado de acuerdo a las decisiones que tomemos al final de algunos niveles, cosa que puede llevarnos a obtener uno de los seis finales posibles que esta aventura tiene.


Los controles responden de excelente forma, nuestros personajes se mueven de forma fluida y podremos deslizarnos por el suelo, cambiar de arma y bloquear la cruceta para poder disparar hacia todas las direcciones sin tener que movernos, cosas que nos podrán salvar el cuello en más de una ocasión aunque aprender las combinaciones de botones pueden llegar a ser algo medio complicado al principio más que todo porque los enemigos no nos dan margen de nada.


Respecto al apartado gráfico, Contra: Hard Corps explota al máximo lo que los 16 bits de la consola de Sega es capaz de dar, ya que no solo nos encontraremos con escenarios que rebosan un exquisito nivel de detalle y un colorido abundante, sino que además nos toparemos con algunos efectos en tres dimensiones que nos dejarán con la boca abierta en más de una ocasión; los sprites gozan de un nivel de detalle elevadísimo y de un rango de animaciones muy fluidas mientras que el transcurso de la historia se nos es revelado a través de viñetas estáticas con un estilo bastante similar al del cómic americano. Y lo mejor de todo es que este despliegue visual está tan bien logrado que en ningún momento sufriremos de ralentizaciones durante la partida.


En lo que concierne al apartado sonoro, los efectos especiales no son la octava maravilla del mundo, simplemente se limitan a cumplir su función de una forma más o menos convincente aunque donde las cosas se lucen bastante es en la banda sonora ya que cada una de las piezas que la conforman se apegan de una forma magistral a la temática de cada nivel como a la acción frenética de la jugabilidad.


También jugué Probotector antes de realizar esta review para tener una idea más generalizada y a pesar de que comparten las mismas mecánicas y apartado técnico, debido a la censura europea la trama fuese alterada y reemplazada por una invasión extraterrestre proveniente del espacio y los sprites de nuestros protagonistas y algunos enemigos fuesen reemplazados por robots, aunque por esta razón los finales posibles se reducen a dos.


En resumen, Contra: Hard Corps es uno de los grandes pináculos de su género, no solo por ofrecer los elementos típicos de los run n' guns de forma muy bien ejecutada o su apartado técnico, sino que también posee un factor de rejugabilidad bastante alto gracias a la gran cantidad de opciones que nos ofrecen tanto los pesonajes protagonistas como las decisiones que vayando en el camino aunque, eso si, la dificultad es bastante elevada y tendremos que recurrir bastante al ensayo y al error.


Ficha Técnica:
Plataforma: Sega Genesis.
Fecha de lanzamiento: 8 de Agosto de 1994 (14 de Octubre de 1994 como Probotector).
Género: Run n' Gun, Acción.
Desarrollador: Konami Holdings Corporation.

2 comentarios:

  1. Hasta el día de hoy es mi Contra favorito. Tan espectacular como divertido, pero muy, muy difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo es, pero está tan bien hecho que es algo que un manco como yo se lo perdona xD.

      Eliminar

- Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama, ya que tus comentarios propician la interacción y el crecimiento de nuestra comunidad.

- Recuerda que puedo tomarme la libertad de moderar y/o eliminar comentarios que contengan SPAM, trolleos o que sean ofensivos para mantener un sano orden dentro de Retro-o-Rama, ya que compartir ideas es la principal meta de este blog.

- Si te encuentras en Europa, de acuerdo a la RGPD debo notificarte que utilizaré tus datos únicamente para responder tu comentario, mientras que Blogger los utiliza con fines estadísticos.

- Si te ha gustado lo que has leído, siéntete completamente libre de suscribirte y compartir en tus redes sociales favoritas, ya que ayudarás en gran medida a la difusión de las publicaciones que hago con todo gusto.

- Si deseas, puedes apoyar a Retro-o-Rama en ko.fi para que esta forma ayudes a que esta web obtenga recursos para seguir creciendo, además que podrás participar en concursos y recibir regalos sorpresa como muestra de mi agradecimiento. :)