Indie Review: Ion Fury.


En la década de los noventa, ID Software con DOOM y Quake se encontraba dominando la escena de los First Person Shooters hasta que 3D Realms les plantó cara con Nuke Nukem 3D, Blood y Shadow Warrior respectivamente creando un legado que hasta el día de hoy permanece inalterado. Y para honrar este legado, los indiedevs de VoidPoint quienes eran miembros de la comunidad Duke4.net apadrinados por la misma 3D Realms nos traen una aventura que no solo sirve como precuela de Bombshell, sino que toma lo mejor de los títulos más emblemáticos de dicha desarrolladora para traernos una excitante y frenética aventura digna de los cánones de la vieja escuela que nos llevará directamente a 1997 sin necesidad de una máquina del tiempo.



La historia nos lleva a un distópico futuro en el que el líder de un culto transhumanista llamado Jadus Heskel en un ataque de megalomanía decide lanzar un ataque a gran escala en ciudad de NEO D.C recurriendo a un ejército de Cyborgs que le rinden culto como si fuese un dios, por lo que la Fuerza de Defensa Global le encarga a su mejor agente Shelly "Bombshell" Harrison que se haga cargo de esta amenaza y salve el día como siempre lo ha hecho.


En cuanto a la jugabilidad, Ion Fury es un videojuego de disparos en primera persona dividido en siete variados niveles que a su vez se encuentran divididos en pequeños subniveles en donde tendremos que ir abriéndonos paso a tiro limpio contra las variadas huestes ciberneticamente mejoradas que nos harán resistencia para luego enfrentarnos al jefe de turno, aunque para añadir un poco de variedad tendremos que buscar una serie de tarjetas de acceso de colores y resolver unos sencillos puzzles en forma de restablecer la energía para seguir avanzando. Aunque lo mejor de todo es que Shelly tendrá un variado y efectivo arsenal de armas que van desde una porra eléctrica que también nos servirá para resolver algunos puzzles, un revólver, una especie de escopeta que también sirve como lanzagranadas, un par de UZIs, una ametralladora pesada, una ballesta, unas granadas que por seguridad solo explotan al impactar a los enemigos y unas minas terrestres; y por si fuera poco, algunas de estas armas poseen un modo secundario que las hace aún mas letales como la posibilidad de disparar a la cabeza de forma automática con el revolver o aumentar el poder destructivo de las granadas prendiéndoles fuego; también encontraremos ítems regenerativos de salud como medikits, jeringuillas y gaseosas etiquetadas como "crack líquido" sin mencionar las armaduras que nos dan protección adicional. Cabe destacar que además del modo historia, también contaremos con unos modos extras con una serie de desafíos como llegar a un punto en específico sin morir o sobrevivir a quince hordas de enemigos.


Los controles tienen un desplazamiento perfecto y sin ninguna clase de input lag, aunque siento que la detección de colisiones es bastante amplia y eso nos permite herir de forma letal a cualquier enemigo con cualquier arma sin desperdiciar municiones. Además cuenta con un sistema de apuntado automático que puede facilitarle mucho las cosas a quienes no estén familiarizados con el género.


Respecto al apartado gráfico, Ion Fury utiliza una versión modificada y optimizada del Build Engine, cosa que le permite no solo tener un parecido impresionante con los videojuegos que lo inspiran sino que además posee un nivel de detalle impresionante tomando en cuenta las características y antigüedad de este motor gráfico. El diseño de niveles está muy bien cuidado y su ambientación es muy variada, ya que nos encontraremos recorriendo parte de la ciudad, una zona industrial, un tren subterráneo o un laboratorio secreto y aparte de esto, todos estos entornos poseen un nivel de interacción y daños bastante sobresaliente. Por otra parte, los sprites de los enemigos presentan diseños muy variados con un nivel de detalle sobresaliente y un correcto uso de la paleta de colores que los hace fácilmente identificables en cualquier entorno sin mencionar que las animaciones son muy naturales y fluidas. Mención aparte a los cuidados efectos visuales que nos permiten ver los proyectiles disparados, los distintos grados de luminosidad de las fuentes de luz e incluso los efectos de las explosiones se encuentran adornados con una calavera difuminada.


En lo que concierne al apartado sonoro, los sonidos ambientales logran dar de una forma muy acertada con el diseño del nivel, mientras que los efectos de sonido son estruendosos con disparos que retumban y explosiones ensordecedoras junto a otros sonidos que representan de una forma muy acertada distintos objetos e interacciones. Además que el trabajo de las voces es bastante notable, ya que Shelly fue doblada por Valerie Michelle Arem quien se encargó de dotarla de una voz bastante ruda sin perder ni un ápice de feminidad, mientras que Jon St. John se encargó de darle voces a los enemigos y a Jadus Heskel. Por otra parte, la banda sonora se encuentra conformada por una serie de piezas instrumentales que encajan de una forma magistral con la ambientación cyberpunk y la acción desbordada que Ion Fury derrocha.


En resumen, Ion Fury es una aventura que aprendió muy bien de las enseñanzas de Duke Nukem 3D, Blood y Shadow Warriors sin llegar a ser un mero título inspirado en ellos, sino que toma lo emblemático de ellos y los eleva a la enésima potencia gracias a una protagonista con un carisma único y acción a raudales, cosa que da como resultado un videojuegos que puede satisfacer tanto a los amantes de los clásicos de 3D Realms como a los que gusten de los First Person Shooters y de las aventuras de acción en general gracias a que nos proporciona un buen sabor de boca que al parecer no solo lo tienen videojuegos de hace más de veinte años como algunas personas creen, además que la enorme cantidad de referencias a otros videojuegos y la cultura pop es digna de apreciar. Sin mencionar que cuenta con distintos niveles de dificultad y una gran cantidad de secretos que aumentan su nivel de rejugabilidad.


Ficha Técnica:
Plataformas: PC, Microsoft Xbox One, Nintendo Switch, Sony Playstation 4.
Fecha de lanzamiento: 15 de Agosto del 2019 (PC), 14 de Mayo del 2020 (PS4, XONE, Switch).
Género: First Person Shooter.
Desarrollador: Voidpoint LLC.

4 comentarios:

  1. Excelente inspiración de la que bebe este juego. Los gráficos se ven realmente bien y por todo lo que cuentas apetece mucho jugarlo. Estupenda review.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te vas a sentir como en casa cuando comiences a jugarlo :)

      Muchas gracias por pasar y dejar un comentario!!!

      Eliminar
  2. Me parece que yo también lo jugaré. Me preocupaba que fuera demasiado retro, pero veo que tiene lo bueno de antes y de lo actual. Creo que lo pillaré, está en Gog.com sin DRM
    Muy buena entrada. Saludos fremen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien adaptado a los tiempos actuales, incluso tiene checkpoints y guardado automático. En efecto, la versión que usé para jugarlo y escribir estas lineas porque fue la de GoG por cuestiones de nostalgia jejeje.

      Saludos y muchas gracias por pasar y dejar un comentario.

      Eliminar

- Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama, ya que tus comentarios propician la interacción y el crecimiento de nuestra comunidad.

- Recuerda que puedo tomarme la libertad de moderar y/o eliminar comentarios que contengan SPAM, trolleos o que sean ofensivos para mantener un sano orden dentro de Retro-o-Rama, ya que compartir ideas es la principal meta de este blog.

- Si te encuentras en Europa, de acuerdo a la RGPD debo notificarte que utilizaré tus datos únicamente para responder tu comentario, mientras que Blogger los utiliza con fines estadísticos.

- Si te ha gustado lo que has leído, siéntete completamente libre de suscribirte y compartir en tus redes sociales favoritas, ya que ayudarás en gran medida a aumentar la visibilidad de este pequeño sitio.

- Si deseas, puedes apoyar a Retro-o-Rama en ko.fi para que esta forma ayudes a que esta web obtenga recursos para seguir creciendo, además que podrás participar en concursos y recibir regalos sorpresa como muestra de mi agradecimiento. :)