El sistema profesional para toda la familia, Historia de la Atari 7800 I


Atari se vio catapultada a la fama gracias al enorme éxito que supuso la Atari 2600, pero en 1982 esta comenzaba a mostrar signos de envejecimiento y aunque la nueva Atari 5200 estaba lista para continuar el éxito de su predecesora. Aunque a pesar de que era un equipo impresionante a nivel tecnológico, muchas personas prefirieron a las consolas de la competencia debido a que tenían un catálogo más variado de títulos en vez de lavados de cara de títulos que ya existían además de que era un sistema muy grande y muy costoso sin contar la nula retrocompatibilidad con la popular Atari 2600 ni los extraños controles que poseía cosa que advertía que la derrota en la guerra de las consolas era inminente, así que tenían que comenzar de nuevo con una nueva consola, pero esta vez no debían cometer errores si querían recuperar el sector del mercado que se habían ganado hace unos años atrás.


Para poder cumplir el objetivo de volver a estar en la cima, Atari comenzó a realizar estudios para determinar qué es lo que esperan exactamente los gamers de una consola de videojuegos y llegaron a una conclusión simple, pero muy importante que es: “no importa si una consola es muy buena, ya que muchos dejarían de adquirirla si es costosa no ofrece nuevas experiencias y horizontes de juego, ya que a pesar de que hay videojuegos para todos los gustos, la experiencia de los arcades debe llegar a casa”. Así que si Atari podía ofrecer una consola de videojuegos con buenos gráficos que les permita tener unos ports lo más parecidos posibles a las versiones arcade, compatibilidad con la vieja y popular Atari 2600 y un precio razonable habrían ganado la guerra, así que tomaron la Atari 5200, la metieron en el baúl del olvido y comenzaron a trabajar en una nueva consola que cumpliera con esos objetivos para satisfacer al público. 


Tras haber tenido la idea definida de lo que se iba a hacer, esta nueva consola iba a llamarse Atari 3600, pero después de haberlo pensado bien ( Y detenidamente) se dieron cuenta de que Atari 3600 iba a ser un nombre confuso debido a que es un número inferior a 5200. por lo que necesitaban una cifra que fuese muy alta para demostrar que esta consola iba en serio, por lo que comenzaron a barajear diversas cifras, siendo la favorita el número 9000. Luego de pensarlo nuevamente se dieron cuenta de que si este patrón de elegir números altos para nombrar consolas con el paso del tiempo iba a terminar en un ridículo carnaval de cifras absurdas, por lo que el nombre de su nueva consola iba a ser Atari 7800 debido a que es la suma de 5200 y 2600, ya que significa en realidad la potencia de la primera con total retrocompatibilidad de la segunda.


Pero el nombre no iba a terminar ahí, ya que Atari estaba planeando lanzar una enorme cantidad de periféricos y accesorios bajo el nombre “ProLine”, así que para asociarla a la nueva consola se le añadió el título “ProSystem” para darle un mejor enfoque comercial, ya que en ese momento necesitaban recuperar dinero rápido porque estaban perdiendo un aproximado de 2 millones de dólares por día debido a la crisis que estaba reinando en 1983 y como el acuerdo que iban a tener con Nintendo sobre la distribución de la NES no llegó a materializarse, pues tenían luz verde para lanzarse en este arriesgado proyecto por si mismos.

En la próxima parte veremos como Atari hizo las paces con un viejo enemigo y comenzaron a trazar ideas en conjunto para desarrollar esta nueva consola. Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...