Indie Review: Dragon Climax.


SEEP es un estudio indiedev conformado por dos hermanos amantes del cine ochentero y de los videojuegos, por lo que no es de extrañar que hayan mezclado esas cosas en un título que no solo está basado en los beat'em ups más populares de esa época sino que también toma cierta inspiración en las películas de artes marciales de los ochenta para traer un título con claro sabor retro que desborda acción por los cuatro costados al mismo tiempo que incorpora una serie de mecánicas que lo hacen sobresalir sobre el resto.


La historia como suele ser en esta clase de videojuegos, nos lleva a un futuro en el que una recesión convirtió a los Estados Unidos de América en un lugar horrible y peligroso en donde la violencia está a la orden del día (Oh wait?) por lo que un señor llamado Tamotsu Iwata abrió un dojo para enseñar artes marciales a quienes lo precisaran para poder mantener a sus tres hijos aunque por diversos tradicionalismos familiares obsoletos como lo es que solo los varones deben recibir instrucción en artes marciales, Kasuga (La hija mayor de Iwata) abandonó el hogar para seguir su propio camino, así que todos los deberes recaen sobre sobre Shinya porque es el hijo varón. Varios años después Iwata cae enfermo y los villanos de turno secuestran a su hija menor Aiko, por lo que Kasuga y Shinya harán las pases para poder encontrar a su hermanita y acabar con la ola de crímenes que azota la ciudad.  


En cuanto a la jugabilidad, Dragon Climax es un beat'em up claramente inspirado en clásicos como Final Fight o Streets of Rage pero solo en apariencia porque añade ciertas características de RPG como la capacidad de adquirir puntos de experiencia que nos permiten ir mejorando los atributos de nuestros personajes para que de esta forma los ocho niveles que comprenden nuestra aventura sean más llevaderos; cabe destacar que durante el transcurso de la aventura los dos personajes jugables se van alternando entre niveles haciendo que se modifique ligeramente el sistema de juego porque Shinya utiliza golpes y patadas haciendo que su ataque sea cuerpo a cuerpo mientras que Kasuga lanza kunais y recurre a técnicas ninja aunque los dos tiene en común la capacidad de realizar poderosos ataques especiales que acabar con todos los enemigos cercanos a costa de drenar nuestra barra de ki. Otra característica es que podemos comprar alimentos que nos permitirán recuperar nuestra barra de vida y de ki, ropajes y modificar nuestra apariencia con dinero que dejan algunos enemigos aunque si estamos cortos de dinero podemos conseguir "trabajo" que en realidad son una serie de minijuegos en donde podremos desde cortar sandías, destruir barriles, espantar arañas y hasta jugar un curioso shoot'em up que dependiendo de nuestras habilidades nos recompensarán con experiencia y unas moneditas extra.


Respecto a los controles, creo que se sienten más pulidos con Kasuga que con Shinya porque el desplazamiento es bastante fluido y el control responde mucho mejor con ella (Supongo que es por el estilo que posee) ya que con Shinya los golpes tienen un poco de input lag que en más de una ocasión harán que nos golpeen primero y eso que ambos poseen dos botones de ataque y uno de salto.


A nivel gráfico nos encontramos con un pixel art que mezcla los 8 y los 16 bits (En lo personal me recordó un poco a la Master System y a la Mega Drive) con unos escenarios amplios que rebosan de detalle y colorido (Sin olvidar algunas referencias y clichés que se encuentran medianamente escondidos) aunque los sprites por otra parte son mucho más sencillos y poseen un rango de animaciones bastante limitado aunque el artwork utilizado durante las cutscenes está muy bien hecho y tiene un toque de manga ochentero bastante acertado para la trama y la ambientación. Y como buen título neoretro que se precie, contaremos con dos filtros CRT que aportan un poco más de sabor "retro" a los gráficos (Mi favorito es el que tiene el marco de pantalla).


El apartado sonoro tiene unos efectos especiales que se adaptan muy bien a la ambientación que nos proporcionan los gráficos además que tenemos la posibilidad de elegir voces entre inglés y un japonés con un "broken english" que recuerda mucho al de los animes, mientras que en el transcurso de nuestra aventura nos acompañará una banda sonora conformada por pistas que mezclan el chiptune con el synthwave.


En resumen, Dragon Climax es un homenaje/parodia a los clásicos de los beat'em ups que cumple muy bien su cometido además que aporta algo de profundidad que aumenta bastante su factor de rejugabilidad a pesar de tener una dificultad bastante elevada incluso en el modo normal. Si eres fan o no de esta clase de videojuegos, pasarás un buen rato jugándolo porque tiene muchas cosas que lo hacen muy entretenido además de varios finales distintos.


Ficha Técnica:
Plataforma: PC.
Fecha de lanzamiento: 18 de Diciembre del 2017.
Género: Beat'em up.
Desarrollador: SEEP Productions.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

- Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama, ya que tus comentarios propician la interacción y el crecimiento de nuestra comunidad.

- Recuerda que puedo tomarme la libertad de moderar y/o eliminar comentarios que contengan SPAM, trolleos o que sean ofensivos para mantener un sano orden dentro de Retro-o-Rama, ya que compartir ideas es la principal meta de este blog.

- Si te encuentras en Europa, de acuerdo a la RGPD debo notificarte que utilizaré tus datos únicamente para responder tu comentario, mientras que Blogger los utiliza con fines estadísticos.

- Si te ha gustado lo que has leído, siéntete completamente libre de suscribirte y compartir en tus redes sociales favoritas, ya que ayudarás en gran medida a la difusión de las publicaciones que hago con todo gusto.

- Si deseas, puedes apoyar a Retro-o-Rama en ko.fi para que esta forma ayudes a que esta web obtenga recursos para seguir creciendo, además que podrás participar en concursos y recibir regalos sorpresa como muestra de mi agradecimiento. :)