Retro Review: Kaidō Battle: Nikko, Haruna, Rokko, Hakone.


El drift es un estilo de conducción que nació hace unas décadas atrás en los pasos de montaña japoneses en las que se debe subir o bajar una montaña derrapando al mismo tiempo que se compite contra otros rivales, esta disciplina por su espectacularidad y técnica comenzó a popularizarse en todo el mundo y por esa razón Genki aprovechó la sensación que causa el drift para traernos este brillante título en el que debemos escalar posiciones para convertirnos en el Drift King.



La trama del modo Conquista nos sitúa en el año 20XX, en donde los pasos de montañas japoneses tras haber pasado varios años clausurados son reabiertos para realizar competencias automovilísticas en un intento del gobierno de Japón para recaudar dinero y un corredor llamado Hiroki Koukami decide atacar las montañas para convertirse en el nuevo “Emotional King”.



En cuanto a la jugabilidad, Kaidō Battle: Nikko, Haruna, Rokko, Hakone presenta una mezcla entre arcade y simulación que hace que los automóviles se sientan de acuerdo a sus características sin ser muy estrictos con su manejo, contamos con un modo historia llamado “Conquista” en el que debemos participar en competiciones de drift de día y venciendo rivales de noche e incluso poder tener patrocinadores que nos dan acceso a piezas exclusivas y nos pagan un monto adicional si ganamos alguna competición; algo muy interesante es que para tener información sobre las competiciones, rivales e incluso algunos datos de interés contamos con una PC que tiene acceso a un foro que le das más o menos un aire a RPG porque a veces hay que cumplir ciertos requisitos para que algunos rivales aparezcan; también contamos con un modo batalla en el que solo escogemos dos autos (Uno para bajada y uno para subida) y nos enfrentamos a los rivales directamente, un modo drif en el que debemos romper récords de puntuaciones en los touges, el clásico modo Time Attack en el que podemos establecer récords, romperlos o simplemente cogerle el truco a los touges y un modo versus para competir contra algun colega en multijugador local; la inteligencia artificial está bien conseguida, pero a veces es muy agresiva y puede terminar chocándonos si nos acercamos mucho a los rivales en las curvas. Respecto a los controles, se sienten un poco duros y requieren algo de práctica para agarrarles el truco, pero una vez dominados son pan comido.



En lo que concierne a la selección de automóviles, contamos con las marcas japonesas más representativas junto a sus modelos más emblemáticos aunque también tenemos unos cuantos invitados de America y Europa con Alfa Romeo, Ford, Lotus y DeTomaso; los automóviles van desde pequeños utilitarios de ciudad como el Suzuki Cappuccino o el Honda Beat, deportivos ligeros como el Toyota Sprinter Trueno o el Honda Civic, deportivos livianos como el Nissan Silvia o el Honda S2000 y deportivos como el Toyota Supra o el Nissan Skyline GT-R. cabe destacar que cada uno de estos automóviles son completamente modificables tanto a nivel mecánico como estético, por lo que dependerá de nosotros contruir la máquina de competición definitiva. Aunque también podemos comprar un modelo previamente modificado por las marcas más prestigiosas del tuning en Japón como HKS o Mine's.



En cuanto a la selección de pistas, contamos con los pasos de montañas más famosos de Japón como lo son Nikko, Haruna, Rokko y Hakone.


Respecto a los gráficos,Kaidō Battle: Nikko, Haruna, Rokko, Hakone tiene un nivel elevado de detalle en los touges debido a que son prácticamente iguales a sus contrapartes reales con todo lujo de efectos (En algunas partes podemos ver hojas cayendo de los árboles o niebla) y condiciones climáticas mientras que los automóviles cuentan con un nivel de detalle muy elevado y de efectos especiales ya que reaccionan a los baches y los frenos se ponen al rojo vivo y la intefaz de usuario es muy intuitiva y fácil de usar. En cuanto al apartado sonoro, el apartado de efectos es muy sobresaliente ya que los motores suenan muy nítidos al igual que la variedad de efectos ambientales donde incluso podemos escuchar al viento susurrando, aunque no podría decir lo mismo de la banda sonora que es bastante genérica y en ocasiones parece que no va acorde con la “atmósfera racing” de este título.



En el año 2006, Kaidō Battle: Nikko, Haruna, Rokko, Hakone fue lanzado en Estados Unidos con el nombre de Tokyo Xtreme Racer: Drift como un spin-off de la saga principal ubicado cronológicamente entre TXR: Zero y TXR 3 omitiendo la historia original del modo Conquista, aunque se pueden leer algunas referencias sobre ella en el foro y con nuevas marcas como Acura y Audi.



En resumen, Kaidō Battle: Nikko, Haruna, Rokko, Hakone es un título recomendado para quienes busquen un títulos de carreras que sea original, debido a que ofrece una amplia variedad de automóviles con un grado de modificaciones con muchas opciones aunque puede pecar de ser repetitivo.



Ficha Técnica:
Plataforma: Sony Playstation 2.
Fecha de lanzamiento: 27 de Febrero del 2003.
Género: Carreras.
Desarrollador: Genki Racing Project Co. LTD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siéntete libre de comentar tus impresiones y experiencias en Retro-o-Rama.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...